IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de noviembre de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Notimex. El llamado internet de las cosas significa que objetos cotidianos, como refrigeradores, televisores o calzado deportivo estén conectados a la red.

Alertan riesgos de datos personales en internet de las cosas

20 de julio, 2017

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. El 70 por ciento de las contraseñas del internet de las cosas son vulnerables en la seguridad de sus contraseñas y la mitad no encriptan sus comunicaciones, lo cual supone un serio riesgo para la información personal de los usuarios, advirtió el INAI.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) alertó a la población que usar objetos cotidianos conectados a la red sin atender recomendaciones de seguridad, puede significar un peligro para los usuarios.

El instituto recordó que el llamado internet de las cosas significa que objetos cotidianos, como refrigeradores, televisores o calzado deportivo, por citar sólo algunos ejemplos, estén conectados a la red a través de Wi-Fi o Bluetooth.

Con ello, este tipo de objetos pueden detectar hábitos de las personas o incluso controlar cosas del mundo real. Por ejemplo, a través de un televisor se pueden controlar las luces o las cerraduras de la casa.

De acuerdo con un estudio elaborado por la compañía Hewlett Packard en 2015, 70 por ciento de esos dispositivos son vulnerables en las contraseñas y 50 por ciento no encriptan sus comunicaciones, lo que supone riesgos para la seguridad de los datos de los usuarios.

Por ello, el INAI recomendó a quienes posean este tipo de objetos encriptar los dispositivos, en el caso de que tengan esa posibilidad de configuración; no guardar información que sirva para identificar al usuario a través del equipo, usando seudónimos, en lugar del nombre verdadero.

Crear contraseñas seguras, complejas y distintas para cada uno de los objetos; desactivar las redes inalámbricas cuando no se usa el objeto; revisar las políticas de privacidad, si existen; moderar el uso de este tipo de aparatos, para limitarlo a los que realmente lo ameriten.

Actualizar el software de los diversos aparatos puede prevenir que los hackers tomen el control de un dispositivo. Además, es importante cubrir las cámaras de cualquier dispositivo cuando no se esté utilizando.

Comparte la nota

Publica un comentario