IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de agosto de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. El presidente boliviano también consideró como una "coincidencia vergonzosa" la posición de Trump.

Trump busca apropiarse del petróleo de Venezuela: Evo Morales

18 de julio, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Bolivia. El presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró como una “conspiración económica” la advertencia del gobernante estadounidense Donald Trump de aplicar sanciones económicas contra Venezuela, si continúa la Asamblea Constituyente convocada por Nicolás Maduro.

“Conspiración económica de Trump es para intervención y dominación al pueblo de Venezuela. Su fin es apropiarse de su petróleo”, afirmó en Twitter Morales, quien es un leal aliado político de Maduro. Venezuela es uno de los mayores productores mundiales de crudo.

Las “políticas del imperio son golpes de estado, intervenciones militares, masacres y violación a DDHH”, agregó.

La reacción del boliviano surgió luego de que Trump dijera el lunes en un comunicado que Estados Unidos tomará “medidas económicas”, si Maduro sigue adelante con su proyecto de Asamblea Constituyente, prevista para el domingo 30 de julio, y que de acuerdo con la oposición, le permitirá consolidar “una dictadura” en el país.

El presidente boliviano también consideró como una “coincidencia vergonzosa” la posición de Trump y la de “algunos expresidentes latinoamericanos” que cuestionan la administración venezolana.

Morales aludió a los expresidentes Vicente Fox (México), Jorge Quiroga (Bolivia), Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica) y Andrés Pastrana (Colombia), declarados por Maduro como personas ‘non grata’, luego de participar como observadores en el plebiscito simbólico realizado el domingo por la oposición, en donde más de 7 millones de personas rechazaron la convocatoria a una Constituyente.

Tras el resultado, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) inició esta semana lo que llama la “hora cero”, una estrategia para precipitar un desenlace del conflicto con el escalamiento de las protestas que estallaron hace casi cuatro meses y que dejan 96 muertos.

El mandatario boliviano indígena e izquierdista, en el poder desde 2006, ha sido aliado de los gobiernos venezolanos, desde los tiempos del fallecido Hugo Chávez (1999-2013).

Comparte la nota

Publica un comentario