IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de agosto de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Universidad de Stellenbosch. El hombre que perdió su pene 17 años antes debido a complicaciones en su circuncisión en Sudáfrica, se sometió a una cirugía de 9 horas.

Sudafricano recibe transplante de pene; es el tercer caso mundial

25 de mayo, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Sudáfrica. Un equipo de la Universidad de Stellenbosch de Sudáfrica, y el Tygerberg Academic Hospital realizaron su segundo trasplante de pene exitoso, el tercero de este tipo en el mundo. Según los médicos, el hombre se recupera bien de la operación y lo describen como “uno de los pacientes más felices” que hayan visto.

El hombre de 40 años de edad, que perdió su pene 17 años antes debido a complicaciones en su circuncisión en Sudáfrica, se sometió a una cirugía de nueve horas y media a cargo de André van der Merwe, jefe de la División de Urología de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Stellenbosch.

Se espera que el paciente recupere toda la función urinaria y reproductiva a lo largo de los próximos seis meses.

“No hay señales de rechazo y todas las estructuras reconectadas parecen estar sanando bien”, dijo Van der Merwe.

En la exitosa operación sólo hubo un pequeño inconveniente: la diferencia de color entre el receptor de raza negra y el pene del donador. Sin embargo, esta será corregida con un procedimiento conocido como tatuaje médico reconstructivo dentro de los próximos seis a ocho meses cuando el paciente se recupere por completo de la cirugía. El tatuaje no impedirá el funcionamiento natural del pene.

De acuerdo con EurekAlert, los últimos avances en la tecnología han ampliado las posibilidades del tatuaje reconstructivo con fines médicos. Actualmente, se utiliza la pigmentación microdérmica para mejorar la apariencia de individuos con imperfecciones físicas o cicatrices relacionadas con algún procedimiento médico o accidente, y heridas o quemaduras.

La aplicación más conocida de este procedimiento es la reconstrucción del pezón y la areola por medio del tatuaje después de una mastectomía. Se ha demostrado que esto ayuda a las mujeres a recuperar su confianza y mejorar la imagen de ellas mismas y de su cuerpo.

Comparte la nota

Publica un comentario