IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de noviembre de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Agencias. El presidente Donald Trump retornó hoy a Washington para enfrentar una nueva controversia de su yerno Jared Kushner,

Promete Trump vencer la amenaza del terrorismo

27 de mayo, 2017

AP/La Voz de Michoacán

Sicilia. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado que su viaje de bautismo al exterior fue un “jonrón” y prometió vencer la amenaza del terrorismo al cabo de una gira de cinco días que finalizó con la promesa de una decisión inminente sobre el acuerdo climático de París.

Trump hizo esa referencia beisbolística, equivalente a un “golazo” en la jerga del fútbol, en un discurso a las fuerzas apostadas en Sicilia, en el que hizo un repaso de su gira por Arabia Saudí, Israel, Bélgica, el Vaticano e Italia. Dijo que los ataques terroristas en Manchester y Egipto resaltan la necesidad de que Estados Unidos “derrote el terrorismo y proteja la civilización”.

“El terrorismo es una amenaza, una amenaza grande para toda la humanidad”, dijo Trump, parado ante una enorme bandera estadounidense en la base de Sigonella. “Juntos venceremos esta amenaza. Triunfaremos”.

Trump tuiteó horas antes que tomará una decisión en los próximos días acerca de si se retira del pacto climático. Los líderes europeos con los que participó en la cumbre del Grupo de los Siete en Sicilia lo han presionado para que ratifique el acuerdo, argumentando que el liderazgo estadounidense en la materia es crucial.

En Washington, además de la decisión sobre el pacto, Trump enfrentará un nuevo alud de controversias sobre la relación con Rusia.

El viernes, el diario Washington Post informó que su yerno y asesor Jared Kushner habló con el embajador ruso en Estados Unidos acerca de la instalación de un canal secreto de comunicaciones con Moscú.

Trump pudo evadir las preguntas sobre el tema porque no realizó conferencias de prensa durante el viaje. Sus principales asesores en economía y seguridad nacional se negaron a responder preguntas sobre Kushner en una reunión con la prensa el sábado.

La Casa Blanca esperaba que la gira sirviera para reencausar su presidencia. Trump recibió acogidas cálidas en sus primeras escalas en Arabia Saudí e Israel, no así en Europa, donde se lo ha presionado para que ratifique el acuerdo de París.

A pesar de los ruegos en las reuniones de la OTAN y la Unión Europea en Bruselas y del G7 en Sicilia, Trump partirá de Italia sin haber expresado claramente su posición.

Al término del G7 el sábado, los otros seis miembros _Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón_ renovaron su ratificación del acuerdo. El comunicado final destacó que el gobierno de Trump de tomará más tiempo para decidir si renueva su compromiso de reducir las emisiones de gases de invernadero.

La gira transcurrió sin sobresaltos, y el gobierno elogió los esfuerzos del presidente para forjar una nueva coalición para luchar contra el terrorismo mientras recrimina a sus socios en la OTAN que no aporten una cuota justa para sufragar su defensa.

Tras la pompa de un viaje presidencial al extranjero, a su regreso a suelo estadounidense el republicano se topará con los mismos problemas que asediaban su joven gobierno antes de partir.

Mientras el recién nombrado fiscal especial inicia su investigación sobre los posibles vínculos entre la campaña de Trump y funcionarios rusos, Jared Kushner, yerno del presidente además de uno de sus asesores más cercanos, ha pasado a ocupar el centro de la pesquisa, según The Washington Post. Su abogado dijo que cooperará con los investigadores.

Los principales asesores de Trump, H.R. McMaster y Gary Cohn se negaron el sábado a hacer declaraciones sobre el informe del periódico sobre presuntas discusiones de Kushner con el embajador ruso Serguei Kislyak sobre la creación de un canal de comunicación secreto entre el equipo de transición de Trump y el Kremlin.

La Casa Blanca confirmó en marzo que Kushner y Kislyak se reunieron en la Torre Trump en Nueva York en lo que un funcionario llamó un encuentro breve de cortesía.

McMaster se limitó a decir en conferencia de prensa que “mantenemos canales de comunicación secretos con varios países”, lo que “permite comunicarse en forma discreta”.

Se espera que James Comey, el exdirector del FBI que dirigió la investigación sobre Rusia hasta que Trump lo despidió por sorpresa, testifique ante el Congreso sobre los informes de sus conversaciones con el presidente acerca del proceso.

Además, la búsqueda de un nuevo director para el FBI continúa.

Y la agenda política de Trump afronta problemas. El proyecto de ley republicano para la reforma sanitaria aprobado en la Cámara de Representantes tiene un futuro incierto por delate en el Senado tras un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso que apunta que dejaría a 23 millones más de estadounidenses sin seguro en 2026. El presupuesto del presidente fue ampliamente criticado por los profundos recortes en programas sociales. Y algunos están empezando a cuestionar las posibilidades de una reforma sanitaria.

Comparte la nota

Publica un comentario