IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de noviembre de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Notimex. El grupo extremista libio Ansar al-Sharia, vinculado a Al Qaeda y acusado del ataque en 2012 contra el consulado estadunidense

Grupo extremista libio anuncia su disolución

28 de mayo, 2017

Notimex/La Voz de Michoacán

Trípoli, Estados Unidos. El grupo extremista libio Ansar al-Sharia, vinculado a Al Qaeda y acusado del ataque en 2012 contra el consulado estadunidense en la oriental ciudad de Bengasi, anunció su disolución tras admitir haber perdido capacidad operativa y de liderazgo en los últimos dos años.

“Anunciamos oficialmente a todos, especialmente a los libios, la disolución de Ansar al-Sharia”, señaló el grupo en un comunicado difundido a través de internet, en el que pidió a las fuerzas salafistas a formar un frente unido y continuar luchando contra el mariscal Jalifa Haftar, hombre fuerte del este de Libia.

Ansar al-Sharia, considerado un grupo terrorista por Estados Unidos y las Naciones Unidas, es acusado por Washington de estar detrás del ataque del 11 de septiembre de 2012 contra el consulado estadunidense en la ciudad de Bengasi, en el que murieron el embajador Christopher Stevens y otros tres estadunidenses.

El Ejército Nacional Libio (LNA) de Haftar intensificó a principios de este mes una ofensiva para expulsar a los combatientes de Ansar al-Sharia de sus dos bastiones restantes de Bengasi.

Ansar al-Sharia, uno de los grupos armados que surgieron en Bengasi durante el caos que siguió a la muerte del dictador Muamar Gadafi en 2011, reconoció que ha sido “debilitado” por los combates, incluso la muerte de su líder Mohammed al-Zahawi, en enfrentamientos con las fuerzas de Haftar a finales de 2014.

Haftar, que controla los principales puertos petroleros del Ejército Nacional de Libia, es una figura dominante para las facciones en el este de Libia que han rechazado el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) respaldado por las Naciones Unidas en la capital, Trípoli.

Ansar al-Sharia, formada después de la victoria de la llamada revolución en Libia, tenía como objetivo la creación de un emirato islámico que se extendiera más allá de las fronteras de Libia, hacia Egipto, Argelia y Túnez.

Libia es un estado fallido, escenario del caos y de la guerra civil, desde que en 2011 la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contribuyó a la victoria de los rebeldes frente a la dictadura de Gadafi.

En la actualidad, dos gobiernos se disputan el poder apoyados por distintas milicias: uno sostenido por las Naciones Unidas en Trípoli y otro en el este del país bajo la ascendencia militar de Hafter, que domina cerca del 60 por ciento del territorio nacional.

Comparte la nota

Publica un comentario