IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de agosto de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Samuel Herrera Jr. Un recinto multifuncional ha sido el Teatro Ocampo, a través del tiempo.

Teatro Ocampo, espacio de los morelianos

30 de mayo, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

 Héctor Tapia/ La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Actual escenario de múltiples festivales nacionales e internacionales, que revisten y refuerzan la reputación a Morelia de ser una ciudad rica cultural y artísticamente, el Teatro Ocampo ha sido testigo de esta actividad por casi 189 años y ha sido “abrazado” por los morelianos, quienes han coperado para su administración y remodelación desde que se edificó.

Ubicado en pleno centro histórico de la capital michoacana, a una cuadra de la Avenida Madero y la Plaza de Armas, este recinto se construyó entre los años de 1828 y 1829, en un solar donde apenas había unos jacales, y que pertenecía a la cofradía de la Sangre de Cristo.

Desde entonces a la fecha ha sufrido 5 remodelaciones; una en 1868, la otra en 1935, la siguiente fue en 1962, la cuarta se registró en 1980, y la última fue en el año 2000.

Para su construcción participaron 36 accionistas que invirtieron 1,000 pesos cada uno; es decir, tuvo un costo de 36 mil pesos; y estuvo a cargo del italiano José Luis Zapari.

Al inicio, este teatro, construido con adobe y cantera, con un estilo neoclásico, se llamó “Teatro Coliseo”, y para su inauguración, en su estreno en el año de 1830, contó con la presentación de la Compañía Dramática de Salgado, con la actriz doña Amada Plata, quien era muy reconocida en su tiempo.

De acuerdo a Juan de la Torre, en su Bosquejo Histórico de la Ciudad de Morelia, dado que este edificio “no sólo era improductivo sino gravoso”, los accionistas determinaron ceder el establecimiento al Ayuntamiento y a la Junta de Instrucción Pública.

El lugar, refiere los datos consignados, quedó abandonado porque todos se negaban a aceptarlo.

Dada la construcción que tenía desde su edificación, alrededor de 1865 se desprendieron las bóvedas del teatro, por lo que el lugar quedó prácticamente inútil.

Sin embargo, con la ley número 26 del 2 de abril de 1868, se creó un impuesto especial para la reedificación, misma que se llevó a cabo entre los años 1869 y 70, bajo la dirección del ingeniero polaco don Juan Bochotnicki.

Una vez concluidos los trabajos de remodelación, el teatro, ya para ese entonces nombrado como “Teatro Ocampo”, por el ilustre Melchor Ocampo que había sido fusilado en el año de 1861; se estrenó, una vez concluida esta remodelación, el 15 de septiembre de 1870, donde un grupo de distinguidas morelianas de la época ofrecieron un concierto vocal e instrumental.

Para más información consulta la edición impresa del 28 de mayo de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario