IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de octubre de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. Dependiendo del lugar en donde esté tu mayor desorden, podrían los demás conocer cómo eres en realidad.

¿Sabes qué dice tu desorden de ti?

28 de mayo, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. ¿Quién diría que tu desorden podría dar un mensaje positivo de tu personalidad? No todos los desórdenes son iguales. Expertos han descubierto que, dependiendo del lugar en donde esté tu mayor desorden, podrían los demás conocer cómo eres en realidad. Y tal vez tu desorganización vuelve loca a tu madre, pero también tiene algo bueno que decir sobre ti.

Clóset: Tal vez seas un poco (o bastante) nostálgica. Si tienes un clóset fuera de tu control, no necesariamente quiere decir que no puedas ser organizada, sino que te aferras al pasado y a las personas y momentos que no quieres olvidar. Y dejar ir el pasado es difícil, así que el primer paso podría ser tener una sesión de limpieza con tu clóset. En lugar de tirarlo todo, ¿por qué no elegir lo más importante?

Escritorio: Posiblemente seas súper creativa. El desorden está relacionado con la creatividad porque tiende a yuxtaponer cosas que normalmente no van juntas. La solución para tu problema sería buscar una forma original de organizar tus cosas. Si le pones un poco de dificultad al problema, seguro te animarás a hacerlo.

Cama: Si el desorden está en tu cama, tal vez sea porque no has tenido sexo últimamente. Mientras que una cama desordenada no es nada sexy, ¿nunca te has imaginado qué mensaje subliminal ha estado mandando? Que no haya orden en tu cama podría ser una señal de que no la ves como algo accesible para hacer algo más placentero… Y esto no solamente te inhibe contigo misma, sino también con los demás.

Cajón: Eres estructurada y detallista. Sorprendente, ¿no? Un estudio hecho por Chemistre.com descubrió que las personas que usualmente son ordenadas, tienen unos cajones caóticos.

Carro: Un carro desordenado podría indicar que no te importa mucho cómo llegar a un lugar, siempre y cuando puedas llegar al destino. Posiblemente no te interese mucho el paisaje cuando viajas, pero aun así eres muy fijada en lo poco que ves.

Comparte la nota

Publica un comentario