IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de agosto de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. El ritmo cardíaco puede indicar una mejoría de condición física, incluso si la báscula dice lo contrario.

¿Qué debes saber sobre tu ritmo cardíaco?

25 de mayo, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Seguro has escuchado el término “ritmo cardíaco”. Es posible que también lo hayas visto en la pantalla de tu elíptica. Por definición, es el número de veces que late tu corazón por minuto. ¿Y qué más deberías de saber?
En primer lugar, es un importante indicador de tu salud cardiovascular, y qué tan eficiente es tu corazón. De hecho, ¿sabías que conocer tu ritmo cardíaco puede ayudarte a diseñar los entrenamientos de ejercicio adecuados para llegar a tus metas fitness?

¿Cuál es la diferente entre estar activo y pasivo?

Cuando te ejercitas, tu ritmo cardíaco activo sube para satisfacer las demandas del entrenamiento. Y mientras descansas en la oficina, éste deberá estar entre 60 y 100 latidos por minuto.

Aunque no lo creas, un ritmo cardíaco lento es bueno. Si éste baja para una intensidad dada, eso quiere decir que tu corazón se está volviendo más eficiente en el bombeo de sangre. Con ejercicio regular, tu ritmo cardíaco disminuirá mientras el corazón aprende a trabajar de mejor manera. Por ejemplo, los atletas entrenados tendrán un ritmo cardíaco tan lento como de 40 latidos por minuto.

Si comparas tu ritmo cardíaco con el de un amigo, no te preocupes si el tuyo es más elevado, especialmente si la otra persona es hombre. Las mujeres usualmente tienen un ritmo cardíaco más acelerado que los hombres por culpa del tamaño y factores hormonales. Incluso entre atletas, el ritmo cardíaco de mujeres usualmente es más elevado que el de los hombres.

¿Cuál debería ser mi ritmo cardíaco ideal?

Para calcular tu ritmo cardíaco máximo (el número de latidos por minuto que no deberías exceder, incluso en un entrenamiento), deberás hacer la operación matemática de “220-tu edad.” Deberás estar dentro del 60 y 70% de ese número para mantener un corazón sano.

Por más loco que suene, tu corazón no debería latir cada segundo. La variabilidad del ritmo cardíaco, o el tiempo entre latidos sucesivos, indica mayor efectividad de la función cardíaca. Y para mejorar esa variabilidad, te sugiero entrenamientos de intervalos de alta intensidad (o HIIT).

Aunque los monitores y rastreadores del ritmo cardíaco ofrecen información instantánea, en realidad no son necesarios. Con que tomes tu pulso es más que suficiente. Y para hacerlo, tienes que colocar tu dedo principal y el de en medio al lado de tu garganta y contar los latidos por 15 segundos, luego multiplicarlo por 4. Para una lectura más eficiente, lo más correcto es hacerlo después de despertar.

El ritmo cardíaco puede indicar una mejoría de condición física, incluso si la báscula dice lo contrario.

¿Cómo sé si mi ritmo cardíaco es normal?

Si tu pulso es más alto de lo normal después de un día de trabajo, no te preocupes. Podría ser señal de que necesitas relajarte más seguido y disminuir la intensidad. Lo más importante es que tomes decisiones más saludables, tomes agua y hagas ejercicio.

Si tu ritmo cardíaco se acerca a los 100 latidos por minuto antes de dormir, consúltalo con tu médico. Esto no es normal, y puede indicar un desorden de tiroides.

Comparte la nota

Publica un comentario