IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de agosto de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Agencias. Ahorrar de manera voluntaria en tu Afore te permite deducir impuestos, aunque tiene un tope.

Tips para sacarle jugo a tu Afore

14 de julio, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. A 20 años de la creación de estas instituciones privadas dedicadas a administrar los ahorros para el retiro de los trabajadores mexicanos, tienen muchos retos y se encuentran muy lejos de resolver el tema del retiro para los mexicanos.

Hay que decirlo, los pronósticos para los trabajadores que dependen solamente de sus ahorros para retirarse son bastante negros: Si no ahorran voluntariamente van a recibir no más de 30% de su último salario.

Así, la esperanza está puesta en el ahorro voluntario que los trabajadores hagan a través de su vida laboral. Por desgracia, no todos la tienen fácil, aquellos que ganan menos de cinco salarios mínimos –cerca de 75% de los trabajadores que cotizan, según cálculos de Lockton México con base en cifras del IMSS– no podrán acceder a una pensión y tendrán que recibir la pensión mínima garantizada, una cantidad que asciende a un salario mínimo de forma mensual.

Pero si en tus manos está ahorrar, no desperdicies esta oportunidad. Aquí te dejamos cinco claves para aprovechar al máximo tu Afore.

Domiciliación
Si no eres muy constante que digamos, puedes domiciliar la cantidad que tú quieras para que se vaya de manera automática a tu Afore. Entra a https://www.e-sar.com.mx, escoge la opción “Domicilia tu ahorro voluntario (IMSS e ISSSTE)”, y ten a la mano tu CURP y los datos de la cuenta bancaria en la cual se va a realizar el cargo. Si no lo haces de esta manera, también puedes ir al departamento de recursos humanos de tu compañía y les pidas que te descuenten esa cantidad a través de tu nómina.

Deposita en la tienda (de conveniencia) de la esquina
Si no quieres depositar de manera automática y sólo lo quieres hacer cuando tengas dinero extra, es posible abonar a tu cuenta a través de varias tiendas de conveniencia: 7-Eleven, Extra, Círculo K y Farmacias del Ahorro o sucursales de Telecomm y Bansefi, aceptan estos pagos. Sólo necesitas tu CURP y el monto que deseas depositar.

Deduce impuestos
Ahorrar de manera voluntaria en tu Afore te permite deducir impuestos, aunque tiene un tope. El monto máximo que puedes deducir es 10% del total de tus ingresos anuales o hasta cinco unidades de medida (UMA), elevadas al año, o sea, 137 mil 694 pesos. Si eres asalariado y no recibiste más de 20 mil pesos de intereses por alguna inversión, no tuviste que presentar en abril tu declaración anual, pero si ahorraste voluntariamente, te conviene presentarla para que te devuelvan dinero.

La condición que se tiene que cumplir para que este ahorro sea deducible es que permanezca en tu Afore. Si decides retirar alguna parte, vas a tener que pagar los impuestos de ese dinero.

Tienes que solicitarle a tu Afore una constancia de aportaciones de ahorro voluntario porque te la van a pedir cuando hagas tu declaración (en línea, no hay de otra).

Cámbiate de Afore
Sí importa en qué Afore estás y mucho. Un ejemplo: Una comisión de 1% sobre el saldo de una cuenta reduce el ahorro acumulado en 20% en un periodo de 40% años, de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) citado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Así que si estás en la Afore con la comisión más alta, esto te va a afectar de manera significativa en el monto de tu pensión. “Dado que las comisiones se expresan como porcentaje del saldo, y generalmente dicho número es ‘pequeño’, muchos ahorradores asumen que la comisión tendrá un impacto menor en el saldo de su cuenta de ahorro pensionario. Nada más alejado de la realidad”, sentencia la Consar.

La comisión es sólo un aspecto que debes tomar en cuenta para elegir la mejor Afore. Los rendimientos son cruciales para decidir en qué institución quedarte. Este indicador lo puedes revisar a través del Índice de Rendimiento Neto.
Toda esta información está disponible en internet, así que date un tiempo, analízala y valora si la Afore en la que estás es la mejor. Este cambio debes realizarlo de una manera reflexionada. Por desgracia, en más de la mitad de traspasos se realizaron de una Afore de mayores rendimientos a una de menores, de acuerdo con información de la Consar. Es decir, la gente se cambió sin siquiera analizar los números antes o porque quizá su cuñado se lo pidió (claro, porque a él le tocaba una comisión por el traspaso).

Escoge Siefore
A partir de febrero de este año, es posible escoger Siefore de acuerdo con tu perfil de inversión. Las Siefores son las sociedades de inversión a través de las cuales las Afores invierten el dinero de los trabajadores, y existen cinco, cada
una con distinto nivel de riesgo de acuerdo a la edad de los aforados.

Cada Afore tiene estos cinco fondos. La Siefore Básica 4 corresponde a los de 36 años y menores, mientras que la Básica 3 a aquellos de 37 a 45 años. Y así sucesivamente hasta llegar a la 0, la cual corresponde a los de 60 años o más. Están divididas por edades porque antes no se podía cambiar de Siefore, de acuerdo con tu edad te asignaban el fondo y ahí te tenías que cambiar. Hoy ya puedes elegir la que tú quieras, independientemente de la edad.

La Siefore para los más jóvenes es la que invierte un porcentaje mayor de activos en renta variable, y así va disminuyendo el porcentaje. Así que aquí cabe recordar la regla de oro: A mayor riesgo, mayor rendimiento.

Si tienes 39 años –estás automáticamente en la 3– pero estás dispuesto a arriesgar un poco más, piensa en cambiarte a la 4, por ejemplo. Pero recuerda, haz estos movimientos siempre con la información suficiente y con la comodidad de que vas a aguantar este riesgo. A tu favor tienes que te quedan muchos años para recuperar las minusvalías –cuando la inversión disminuye de valor por condiciones del mercado adversas—, en el caso de que llegaras a tenerlas.

Comparte la nota

Publica un comentario